Cuando se necesita que un acero tenga una cierta resistencia a la corrosión, se utilizan los Aceros recubiertos. El principal producto es el acero galvanizado, que por medio de una inmersión del acero en un baño de Zinc, se adhiere una fina película de recubrimiento que protege a ese acero de los diversos ambientes que pueden producir corrosión en el material. Sin modificar las características mecánicas del acero base.

Otro producto recubierto es el acero prelacado, se trata de un acero galvanizado que se le somete a un proceso de pintura dotando de un acabado excelente para cualquier parte vista y una protección extra contra los procesos de oxidación.

Son varias las aplicaciones de estos aceros en la industria, construcción, industria del automóvil, mueble metálico,…

  • Aceros Electrocincados.- EN 10152.

Recubiertos de una capa de cinc puro o cinc-níquel, aplicada en una o ambas caras del material.

Buena resistencia a la corrosión y buen acabado superficial y aptitud al pintado. Su bajo recubrimiento le confiere una excelente aptitud a posteriores procesos de embutición y soldadura.

Principalmente industria del automóvil y electrodoméstico.

  • Aceros Galvanizados por inmersión en Caliente.- EN 10346.

Formado por un sustrato de acero de alta calidad y una capa de recubrimiento de cinc o hierro-cinc aplicada mediante un proceso en continuo de galvanizado por inmersión en caliente.

Una de sus principales características consiste en su doble protección frente a la corrosión, una barrera física y la protección “sacrificatoria” que ofrece el cinc (acción galvánica).

Existen distintas masas de recubrimiento adecuadas a distintas exigencias de aplicación, tanto en interiores como en exteriores y para distintos sectores como; Automoción, construcción. Electrodomésticos, varios…

  • Aceros con Aluminio-cinc.- EN 10215.

Revestimiento de aluminio-cinc, repartido en 55% de Aluminio, 43,4% de cinc y Silicio 1,6% (proporciones a criterio del fabricante)

Con este recubrimiento conseguimos una mejora en la resistencia entre 2 y 6 veces superior a la conseguida con el galvanizado, dependiendo de la ubicación del producto.

Otra de sus principales características es su mayor resistencia a temperaturas (reflectividad al calor y a la luz).

Se utiliza en cubiertas y edificaciones, electrodomésticos, pequeño electrodoméstico, etc…

  • Acero con Aluminio (Aluminizada).- EN 10154.

Recubierto con una mezcla típica de Aluminio (90%) y Silicio (10%), esto garantiza una alta resistencia a la oxidación a temperaturas elevadas.

Su aspecto es brillante y permanece prácticamente inalterable a temperaturas de hasta 480°C, reflejando una radiación térmica incidente del 80%, idóneo como pantalla de protección.

Utilización principal en el sector del automóvil, escapes, protección térmica y electrodomésticos, hornos freidoras, etc…

  • Acero con recubrimiento metálico Cinc-Magnesio (Magnelis®).

El “Magnelis” (marca registrada) es fabricado en una línea y proceso clásico de galvanización por inmersión en caliente, pero tiene su diferencia en la composición del baño, este es una fusión de composición química especial compuesta de Zinc, un 3,5% de Aluminio y un 3% de magnesio (estos porcentajes pueden variar a criterio del fabricante), el magnesio, resulta determinante  ya que crea una barrera estable y decisiva en toda la superficie, con resultados mucho más efectivos que los obtenidos por otros productos alternativos.

Mejora claramente su resistencia a la corrosión hasta en 10 veces más que el acero galvanizado tradicional por lo tanto, es ideal para soportar los ambientes más agresivos.

Tiene un aspecto gris oscuro natural, liso y sin floreado.

Un ejemplo de aplicaciones y ventajas:

. Ecológico.

. Alta protección auto-curado de bordes cizallados.

.Excelente resistencia a la corrosión en ambientes con cloruro y amoniaco (granjas de animales o estabulaciones ganaderas).

.Buena alternativa al post-galvanizado, incluso al aluminio o acero inoxidable.

  • Aceros con revestimiento Orgánico (Prelacados).

Se obtienen mediante la aplicación de una pintura liquida de calidad sobre un sustrato, esto durante un proceso en continuo aplicado por medio de rodillos. Los revestimientos orgánicos (prepintados) hacen innecesarios procesos posteriores de pintado ya que se presentan con un excelente acabado y en una amplia gama de colores.

Se puede aplicar en distintos grados  de acero como sustrato, siendo la más habitual el sustrato base de galvanizado, ya que a las ventajas de protección del galvanizado le añadimos las proporcionadas por la barrera física de la pintura obteniendo un producto de alta calidad de acabado y duradero.

Es posible suministrarse sin o con un film de protección, eliminable después de la manipulación y así mantener la alta calidad del producto.

Sus aplicaciones principalmente están en la construcción, (cubiertas, revestimientos externos de paredes, techos o cerramientos), electrodomésticos o el sector del transporte.

Back to Top